fbpx
160x600skyscraper_APP RADIO
160x600skyscraper_APP RADIO

Kiev resiste a otra noche de ataques rusos; hay explosiones y se combate calle por calle

Éxito Noticias, 26 de febrero 2022.- El Ejército de Ucrania combate en las calles de Kiev con unidades rusas, que estarían bombardeando una guarnición militar en el oeste de la capital de este país. La incursión enemiga habría sido rechazada, según el Ejército de Tierra, que asegura haber eliminado una columna motorizada enemiga. “La cosa está tranquila. Los hemos liquidado a todos”, informa el parte castrense, que califica a los invasores rusos de “criminales”.

La columna rusa, que estaría integrada por tanques, camiones y otros vehículos militares, intentó avanzar en la zona del metro Berestéiskaya, en la Avenida de la Victoria.

Esa es la línea de metro roja que conduce al corazón de esta ciudad de tres millones de habitantes.

”En las calles de nuestra ciudad tienen lugar en estos momentos intensas acciones militares. Mantengan la calma y sean muy precavidos”, informó el Ayuntamiento en un comunicado.

Exito-Sports-Banner-1522×251

La nota consistorial recomienda a los habitantes de la ciudad que no salgan a la calle, ni se asomen a las ventanas o balcones de sus edificios.

Según las autoridades locales, fuerzas aerotransportadas rusas habrían aterrizado en un aeródromo en la localidad de Vasilkov, que se encuentra a menos de 40 kilómetros de Kiev.

Tropas rusas intentan cercar la capital y aislarla del resto del país, para lo que han tomado ya un aeródromo en dirección a la frontera bielorrusa y bloqueado una importante ciudad al norte, Chernígov.

En la noche y madrugada, en la capital de Ucrania se han escuchado explosiones que, según las autoridades locales, se deben a que Rusia trata de atacar una central térmica, mientras que en Vasilkov, a unos 37 kilómetros de la ciudad, se libra una dura batalla, de acuerdo con las Fuerzas Armadas. “Explosiones en Kiev. ¿Qué se sabe?”, escribió la Administración Estatal de la Ciudad de Kiev en su cuenta de Telegram. Explicó que el “enemigo trata de atacar la central CHP-6 cerca de Troieshchyna”, en el norte de la capital. “Las Fuerzas Armadas dan batalla”, aseguró.

Las alarmas antiaéreas sonaron en la ciudad para pedir a los ciudadanos que se metan en los refugios. La central combinada de calor y electricidad CHP-6 es la más potente de Ucrania de su tipo.

También hay ataques cerca de la estación de metro Beresteiska en la capital.

“Actualmente están golpeando a la unidad militar cerca de la estación de metro Beresteiska”, escribió el Servicio Estatal de Comunicaciones Especiales y Protección de la Información de Ucrania en su cuenta de Telegram.

Añadió -citando al canal de televisión privado ICTV- que se escucharon asimismo más de 50 disparos y explosiones se escucharon en el barrio de Shulyavka y el Zoológico en solo diez minutos.

Además, a 37 kilómetros al suroeste, la resistencia continúa en Vasilkov, donde los rusos están tratando de desembarcar a paracaidistas, indicó la misma fuente.

“Se están llevando a cabo intensos combates en la ciudad de Vasilkov, en la región de Kiev, donde los ocupantes están tratando de aterrizar un grupo de desembarco”, señalaron a su vez el mando de las Fuerzas Armadas en su cuenta oficial de Facebook.

Indicó que a las 01.30 de la madrugada (10.30 GMT), un caza Su-27 de la Fuerza Aérea de las Fuerzas Armadas de Ucrania “atacó con éxito el avión de transporte militar IL-76 MD de las fuerzas de ocupación rusas y destruyó al enemigo”.

Poco antes, el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenski, afirmó que el ejército invasor ruso prepara una ofensiva final para tomar Kiev, la capital, durante la madrugada de este sábado. “No podemos perder la capital. Me dirijo a nuestros defensores, hombres y mujeres de todos los frentes: esta noche, el enemigo va a utilizar todas sus fuerzas para romper nuestras defensas de la forma más vil, dura e inhumana. Esta noche, van a intentar un ataque”, dijo Zelenski en un video publicado en la página web de la presidencia.

“Hoy ha sido un día difícil pero con coraje. Hemos combatido por nuestro Estado en todos los frentes, en el sur, el este, el norte y en muchas ciudades de nuestro hermoso país”, añadió.

El avance de las fuerzas rusas en Ucrania topó el viernes con una fuerte resistencia en la capital, Kiev, donde el presidente Zelenski desafió los llamamientos de su par ruso Vladimir Putin para derrocarlo.

Putin llamó al ejército ucraniano a tomar el poder en el segundo día de la invasión, que ha provocado la huida de más de 50.000 ucranianos del país, así como 100.000 desplazados internos (según la ONU), y más de 100 muertos (según Kiev).

En una intervención televisiva, el mandatario ruso calificó al gobierno de Zelenski de “banda de drogadictos y de neonazis” y afirmó, dirigiéndose a los militares ucranianos: “Tomen el poder entre sus manos. Me parece que será más fácil negociar entre ustedes y yo”.

Zelenski respondió colgando un video delante del palacio presidencial.

“Estamos todos aquí, nuestros militares están aquí, los ciudadanos, la sociedad, estamos todos aquí, defendiendo nuestra independencia, nuestro Estado”, proclamó, junto a algunos de sus principales colaboradores.

Zelenski alabó el “heroísmo” de la población ante el avance de Rusia hacia la capital.

El jefe de la OTAN, Jens Stoltenberg, también elogió a las fuerzas ucranianas, “que están luchando con valor y siguen teniendo capacidad de causar pérdidas a las fuerzas invasoras rusas”.

Un alto cargo de la defensa estadounidense (que prefirió mantener el anonimato), afirmó que la ofensiva rusa estaba perdiendo fuerza, sobre todo en Kiev, debido a la resistencia de los ucranianos.

El Ministerio de Defensa ucraniano afirmó que sus tropas habían matado a 2.800 soldados rusos, pero sin aportar pruebas. Moscú no comunicó hasta ahora ningún reporte de bajas.

Zelenski indicó que habló con su homólogo estadounidense Joe Biden sobre el “refuerzo de las sanciones [contra Rusia], de una asistencia de defensa concreta y de una coalición antiaérea”, y expresó su “agradecimiento” por el “fuerte” respaldo estadounidense.

Se trata de la Fuerza de Respuesta, un cuerpo formado por 40.000 militares y cuya punta de lanza, la Fuerza Conjunta de Muy Alta Disponibilidad (VJTF), cuenta con 8.000 miembros.

Cuerpos en las calles

Al amanecer del viernes se escucharon disparos y explosiones en el barrio residencial de Oblon, en el norte de Kiev, provocado por lo que parecía una avanzadilla de las fuerzas rusas.

Periodistas de la AFP vieron un muerto en la acera y ambulancias socorriendo a una persona cuyo vehículo fue aplastado por un blindado.

Durante el día, las sirenas y explosiones no dejaron de sonar en Kiev, una ciudad que, tras la huida de muchos habitantes, ofrece un aspecto fantasmagórico.

Vehículos blindados y soldados vigilan los cruces de las calles en torno al distrito donde se encuentran los edificios del gobierno.

Las fuerzas ucranianas informaron el viernes que estaban combatiendo a las unidades rusas en Dymer e Ivankiv, dos localidades situadas a 40 y 80 kilómetros al norte de Kiev. Los rusos estarían avanzando también por el noreste y el este, según la misma fuente.

“Pedimos a los ciudadanos que nos informen de los movimientos de tropas, que fabriquen cócteles Molotov y neutralicen al enemigo”, dijo.

Putin está dispuesto a enviar una delegación a Minsk, capital de Bielorrusia, un país aliado de Rusia, para llevar a cabo negociaciones con Ucrania, indicó su portavoz.

El portavoz de la diplomacia estadounidense, Ned Price. calificó esa propuesta de “diplomacia se lleve a cabo a punta de pistola, cuando las bombas, los disparos de mortero y la artillería de Moscú apuntan a los civiles” ucranianos.

Sanciones en todos los ámbitos

Rusia exige de Ucrania que abandone su ambición de unirse a la OTAN y pide que la Alianza Atlántica que reduzca su presencia en el este de Europa.

Tras la ofensiva, la Unión Europea (UE) desbloqueó el jueves un paquete de sanciones “masivas” en los sectores energéticos y financiero.

Putin y su canciller Serguéi Lavrov fueron incluidos este viernes en la lista de personalidades sancionadas, con sus haberes congelados, por la Unión Europea (UE) y el Reino Unido. Estados Unidos anunció que tomaría medidas similares.

Zelenski pidió a los occidentales que expulsaran a Rusia del sistema de transferencias bancarias SWIFT, pero países de la Unión Europea como Alemania o Hungría han expresado sus dudas por el miedo a que esa medida provoque problemas en la entrega de gas ruso.

La portavoz de la cancillería rusa, Maria Zajarova, afirmó que las sanciones contra Putin y Lavrov demuestran “la impotencia” de los occidentales.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) rechazó el proceso de adhesión de Rusia y cerró su oficina en Moscú.

La respuesta a la invasión también se dejó sentir en el deporte y el mundo de la cultura. La UEFA retiró a San Petersburgo la organización de la final de la Liga de Campeones, el 28 de mayo, que se jugará en París.

Además, la Fórmula Uno anuló la celebración del Gran Premio de Rusia, que formaba parte del calendario 2022 de la categoría.

Y Eurovisión indicó que cerraba las puertas del popular certamen de canción europea a representantes del país invasor.

El papa Francisco se reunió con el embajador ruso en el Vaticano para manifestarle “su preocupación”.

En un tuit, enviado en varios idiomas, entre ellos ruso, afirmó que “toda guerra es una claudicación vergonzosa”.

Fuente: EFE y AFP vía El Comercio

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.