fbpx
160x600skyscraper_APP RADIO
160x600skyscraper_APP RADIO

Quispe fue trasladado a la Fiscalía para que declare; reitera que no estaba ebrio y que montaron el caso

Éxito Noticias, 2 de febrero 2022.- Luego de que la madrugada de este miércoles, el gobernador de La Paz, Santos Quispe, fue trasladado a dependencias de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), tras haber sido sorprendido en aparente estado de ebriedad y con bebidas alcohólicas dentro de su despacho ubicado en inmediaciones de la plaza Murillo, la autoridad departamental fue derivada a la Fiscalía donde prestará su declaración informativa sobre el hecho.

Quispe junto a su defensa legal, negó todas acusaciones en su contra. Afirma que no se encontraba en estado de ebriedad y que las latas de cerveza fueron puestas en su oficina para hacer creer a la población que estaba consumiendo bebidas alcohólicas.

El asambleísta Israel Alanoca realizó una transmisión en su cuenta de Facebook tras recibir la denuncia de que el Gobernador se encontraba consumiendo alcohol en oficinas junto a otras personas. En el video, se observan varias latas de cerveza vacías en el despacho de Quispe.

El abogado Raúl Ferreira defensa legal del Gobernador también manifestó que se implantaron pruebas contra la máxima autoridad del departamento.

“El Gobernador estaba aprehendido ilegalmente en base a un informe que demuestra que él jamás consumió bebidas alcohólicas alguna. Imágenes claramente trucadas que no representan la verdad porque existe otro video que se puede ver que esas botellas no existían hasta el momento la intervención policial”, señaló Ferreira.

El jurista, además, señaló que su defendido no se encontraba en estado de ebriedad por lo que no es coherente que sea sometido a una prueba de alcoholemia. Aseguró que la Policía no encontró en flagrancia al Gobernador, mismo que “estaba y está sobrio por lo que es improcedente sacarse una prueba estando sobrio”.

El caso es investigado por uso indebido de bienes del Estado y la denuncia fue interpuesta por dos asambleístas departamentales.

Por su parte, Quispe declaró a los medios “me han montado (el caso), me han traído (las latas de cerveza) en bolsas negras y me están culpando. Pueden hacerme (el test de alcoholemia), estoy sano”.