fbpx
BANNER ExitoSport
160x600skyscraper_APP RADIO
160x600skyscraper_APP RADIO

Viviana, la madre que plasmó en un diario los maltratos de su pareja, murió tras 7 meses de agonía

Éxito Noticias, 3 de noviembre 2021.- Viviana Mallque, la joven madre que plasmó en un diario todo el calvario que atravesó a manos de su esposo, falleció este jueves luego de permanecer internada en la unidad de terapia intensiva conectada a un respirador desde el 11 de mayo. Las privaciones y promesas de que las agresiones no se volverían a repetir la ató a su agresor, la última golpiza que recibió la dejó en estado vegetativo.

Manuela Quispe, familiar de Viviana, imploró a las autoridades del Gobierno proporcionar ayuda a la familia para encontrar justicia, principalmente para los pequeños, de ocho y cinco años, que aún no saben sobre la muerte de su madre. Ellos aún esperan que ella regrese a su hogar.

Chokolike interno

En el diario que escribió antes de ingresar en coma, Viviana relató el calvario que ella sufrió y de los no se liberó a pesar de que pidió ayuda a la familia de su concubino y a un tío suyo. El caso ocurrió en la ciudad de El Alto.

Su victimario, Rubén, el padre de sus hijos, está actualmente por tentativa de feminicidio y tras la muerte de Viviana su situación legal empeorará. Aunque, la defensa legal de la familia alertó que el sujeto podría quedar libre.

En el manuscrito titulado “Los maltratos de mi marido”, la victima cuenta que después de seis meses de haberse “juntado” con su pareja comenzaron los golpes.

La joven relató que su pareja viajó a Argentina y al poco tiempo se enteró que estaba embazada, pero al contarle la noticia, éste se molestó y no les contestó el celular ni los mensajes durante dos meses. Tampoco le enviaba dinero.

Chokolike interno

Desesperada, tuvo que salir a vender en las calles para mantener a su hijo mayor. “Rubén ya estaba en Argentina, él me llamó, yo no podía ocultarle, le conté que estaba mal y se enojó, cuando le llamaba no me contestó, después de dos meses me contesta y me pregunta, que para quién estoy embarazada”, dice el escrito.

Contó que un día cuando quiso ordenar las ropas de su pareja por accidente hizo caer un perfume que se rompió. “Sus ropas estaban desordenadas, saqué todas sus ropas del ropero, de repente se ha caído su perfume, que había tenido guardado y se rompió, me asusté, limpié el piso con trapo, pero él volvió”.

“Me preguntó por qué estás oliendo fuerte, él se buscó su perfume y le dije, Rubén, el perfume está roto y él se ha enojado y en la cama me ha golpeado y yo le dije Rubén, no me pegues, te voy a pagar, cuánto cuesta y él me dijo, tu no me puedes pagar porque cuesta 100 bolivianos”.

escribió.

Viviana relató que un día después de la golpiza debía conseguir Bs 400 para pagar por el accidente. “Le pregunte ¿Cuánto de plata tengo que darte? Él me dijo Bs 400, eso es poco todavía. Al día siguiente, mi tío me prestó Bs 100, mis cuñadas Bs 200 y yo tenía guardado Bs 100 y en la noche ha llegado y me dijo dame la plata y le entregué”.

Viviana estuvo internada en terapia intensiva / Éxito Noticias

Dijo que su pareja no le proporcionaba recursos para el sustento de los menores, solo podía valerse de la venta diaria y de los “Bs 1, Bs 2 o a veces 0,50 centavos” que caía de los pantalones de su agresor cuando se echaba a dormir.

En otro fragmento, Viviana relató que encontró una imagen de su pareja abrazando a otra mujer durante su viaje en Argentina, se la mostró a su cuñada, pero “ella no dijo nada”. “Esa noche el Rubén había tomado y me dijo trae mi celular y se dio cuenta de que he leído y me pegó y al día siguiente su papá me vio que estaba toda pegada y le dijo Rubén por qué le has pegado, no la quiero ver así, anda a comprar una crema”.

El diario evidencia que el maltrato de Rubén no solo era físico, también psicológico. A pesar de que era el padre de los dos hijos, Viviana indicó que él se negaba a reconocerlos legalmente.

“Tampoco tengo un documento de lo que me prometió (reconocer a los hijos), un día mi tío Genaro vino a mi casa y le dijo Rubén vamos a sacar certificado, de mí tampoco tiene y los sacaremos, pero el Rubén le respondió que no es mi hija, que saque su papá”.

escribió.

La violencia del que era víctima escalaba cada día que transcurría e incluso escribió que era obligada a tener relaciones sexuales, Viviana se negaba ante el temor de quedar embarazada de nuevo, sin embargo, sus negativas no eran obstáculo para su pareja.

“Él negaba a mi hija siempre. Me pellizcaba de mi cuerpo, me decía haremos el amor y yo no quería porque me decía por ahí de vuelta puedo estar embarazada y tú de vuelta vas a negarte y de ahí nomás me pellizcó me mordió el brazo y me abusó”.

relató.

Tras golpearla le pedía perdón y le prometía que nunca más se volvería a repetir, pero al poco tiempo volvía a golpearla, aumentando la brutalidad hasta lo sucedido hace nueve días, cuando casi la mata.

La tía de Viviana manifestó que su sobrina fue encontrada el 10 de mayo tendida en su cama y ya no podía hablar. “Le he dicho al hombre le llevaremos al hospital, pero no quería, incluso su mamá (del agresor) se echó encima de mi sobrina y no quería que la saquemos, ellos querían que muera mi sobrina”, dijo.

Señaló que ella recibió el diario de Viviana, pero no sabía leer y las revelaciones no fueron descubiertas hasta después del crimen. “Me dijo ‘tía ahí está todo escrito, lo que me ha hecho el Rubén. Era un sábado y después de que él le había golpeado”.

La adulta mayor acusó a la familia de Rubén de encubrir los maltratos y abusos contra su sobrina. “Ella no tenía celular, en febrero, el hombre le ha quitado, no le permitía tener celular y no podíamos comunicarnos, quiero justicia para mi sobrina”, exclamó.

Con el deceso de Viviana, los feminicidios en Bolivia suman 102, de acuerdo a los datos del Ministerio Público.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.