fbpx
BANNER ExitoSport
160x600skyscraper_APP RADIO
160x600skyscraper_APP RADIO

CAT expresa preocupación por falta de independencia judicial en Bolivia, pide una reforma urgente

Éxito Noticias, 3 de diciembre 2021.- El Comité contra la Tortura (CAT, por sus siglas en inglés) de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en sus observaciones finales al informe periódico del Estado de Bolivia, expresó su grave preocupación por la falta de independencia de la justicia y la Fiscalía y demandó una reforma urgente al sistema judicial.

Las observaciones finales del comité se elaboraron después de la presentación del informe boliviano que se realizó en Ginebra, Suiza, entre el 25 y 26 de noviembre. El documento señala que la falta de independencia y autonomía del poder Judicial y del Ministerio Público se evidencia en procesos judiciales por sedición y terrorismo contra opositores políticos.

Chokolike interno

“Llevar a cabo una reforma urgente del sistema de justicia a fin de garantizar su independencia y el respeto al debido proceso, en particular, adoptando una ley sobre la carrera judicial que garantice la estabilidad profesional, y revisando el proceso de selección, evaluación y remoción de juezas, jueces y fiscales, conforme a criterios públicos y objetivos, basados en el mérito. Se debe garantizar también los recursos necesarios para el adecuado funcionamiento de los órganos de justicia”.

dice uno de los puntos conclusivos referidos al sistema de justicia.

Reiteró su llamada de atención sobre la vaguedad de la definición de los tipos penales de sedición y terrorismo en la legislación boliviana y exhortó a modificarlos, a fin de garantizar que sean acordes al principio de legalidad y a los estándares internacionales de derechos humanos. Sugiere la elección de autoridades judiciales en base a méritos para evitar esta situación.

También pidió garantizar los recursos necesarios para el adecuado funcionamiento de los órganos de justicia e incrementar las actividades de formación de fiscales y jueves con la finalidad de mejorar la calidad de las investigaciones y la correcta calificación de los hechos.

Asimismo, el comité expresó su preocupación por el “insuficiente avance en la investigación de las torturas, malos tratos y el excesivo uso de la fuerza” que ocurrió durante el período de la crisis social y política de 2019-2020.

Chokolike interno

Llamó a que se investiguen de inmediato todos estos hechos y castigar a todos los responsables independientemente de su filiación política.  “La justicia es para todos y no sólo para quienes gobiernan o se oponen”, reflexionó.

Extendió su preocupación a los 84 ataques contra periodistas y personal de medios de comunicación, daños intencionales contra sus instalaciones, así como ataques y obstaculización del trabajo de miembros de organizaciones de sociedad civil, durante la crisis postelectoral.

En ese marco, exhortó al Estado boliviano a garantizar que los defensores de derechos humanos y periodistas puedan realizar su labor, sin temor a represalias o agresiones; y asegurar que se investigue, enjuicie y castigue debidamente a los responsables y se proporcione reparación integral a las víctimas.

El comité también pronunció su preocupación por los actos de violencia de carácter racista, incluidos los ataques, amenazas y malos tratos a mujeres indígenas por parte de grupos organizados en dicho periodo.

“Investigar sistemáticamente todas las formas de delito de odio, incluidos los actos violentos de carácter racista, enjuiciar a los autores y, en caso de que se les declare culpables, se les castigue con penas que tengan en cuenta la gravedad del delito”.

dice otro de los puntos conclusivos.

En agosto, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), que investigó las graves violaciones de derechos humanos cometidos entre septiembre y diciembre de 2019, advirtió una falta de independencia de la administración de justicia en Bolivia no solo en ese período, sino como un problema estructural recurrente que se mantiene por años.

El Gobierno de Luis Arce presentó un plan de seis ejes para reformar la justicia en el país que contempla, entre otros puntos, la redistribución de jueces, independencia, transformación digital del modelo de gestión, modificación de varias normas y profundizar la ética y transparencia en la administración pública, sin embargo, la propuesta no genera confianza en organizaciones, expertos ni en la oposición.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.