fbpx
BANNER ExitoSport
160x600skyscraper_LIBERO
160x600skyscraper_APP RADIO

Alanes afirma que sectores “corrompidos” buscan tomar Adepcoca

El dirigente paralelo de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca), Arnold Alanes, llamo a la unidad de los cocaleros de los Yungas, pero a la vez señala que sectores “corrompidos” buscan retomar el control de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca), ubicado en la zona de Villa Fátima, y afirma que no representan a la mayoría de la organización.

En contacto con Radio Éxito, Alanes aseguró que es un productor de coca de la zona originaria y que el sector que no apoya su mandato al frente de Adepcoca es “un grupo radical” que intenta tomar la dirección de esa institución “a las malas”.

“Es una minoría que está aferrada a querer entrarse (a Adepcoca) a corromperse y a seguir corrompiéndose porque nosotros hemos propuesto sistematizar cada centavo sujeto a fiscalización, crear un comité fiscalizador de Adepcoca. De eso están preocupados, yo pienso que deberíamos unirnos, ya dejar de lado las rencillas”, indicó.

300x300Libero2

Calificó de “ilegal” las movilizaciones y protestas de los sectores cocaleros que rechazan su directiva, al asegurar que es difícil entender que haya gente que se oponga a una “administración transparente”.

Alanes manifestó que las demás directivas cocaleras no presentaron un plan para realizar cambios profundos en Adepcoca y solo se concentran en lanzar acusaciones en su contra y tratando de “engañar” a las bases.

A tiempo de ratificar su compromiso de despolitizar la organización cocalera de los Yungas, el dirigente negó ser militante o simpatizante del Movimiento Al Socialismo (MAS) y afirmó que, durante el encuentro con dos ministros de Gobierno, quienes, a nombre del órgano Ejecutivo, le expresaron su respaldo, dejó en claro que priorizará la administración de la institución sobre las preferencias políticas.

No obstante, indicó que “me guste o no ellos son autoridades y les guste o no Arnold es ejecutivo de Adepcoca”, aspecto que no sucedió con el considerado presidente de la organización cocalera, Armin Lluta, quien tuvo que defender su directiva ante la imposición de una directiva paralela afín al MAS que era respaldada por el Gobierno.

“Un buen dirigente no pelea innecesariamente con el Gobierno, pero tampoco vive arrodillado o sumiso a algún Gobierno. No nos hemos reunido con candidatos, nos hemos reunido con autoridades (…) la comercialización de la coca no es como comercializar papa o naranja, hay una Ley, por lo tanto, el Estado regula la comercialización de la coca para su control ante la instancias correspondientes”, dijo.