fbpx
BANNER ExitoSport
160x600skyscraper_LIBERO
160x600skyscraper_APP RADIO

Pericia define que no hubo manipulación de resultados, Fiscalía cierra el caso fraude electoral

Éxito Noticias, 27 de julio 2021.- La Fiscalía General del Estado (FGE) informó que los últimos acusados en el caso denominado “fraude electoral” fueron sobreseídos y solicitó el cierre de la investigación, debido a que las pericias informáticas identificaron negligencia, pero no manipulación en la gestión de servidores informáticos del cómputo de las elecciones nacionales de octubre de 2019.

En conferencia de prensa, el fiscal general del Estado, Juan Lanchipa, aseveró que el resultado de la “Pericia en el Área de Seguridad Informática y Administración de Redes” sobre la integridad informática de los resultados de las elecciones del 20 de octubre de 2019, encargada por el Ministerio Público al “Grupo de Investigación Deep Tech Lab de BISITE” de la Fundación General de la Universidad de Salamanca – España,  ha demostrado la “inexistencia de manipulación” en el proceso electoral.

Precisó que el informe pericial del proceso electoral estableció que se produjeron negligencias por parte de la empresa NEOTEC, encargado del sistema de la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP), sin embargo, se demostró la inexistencia de manipulación den los datos que prueben una actuación dolosa que hubiera incidido en los resultados de las elecciones. Además, evidenció que sistemas y las bases de datos del TREP y del Cómputo Oficial, en su funcionamiento y flujos de procesos, son completamente independientes.

300x300Libero2

“En estricta observancia de los principios de objetividad e imparcialidad que rigen la función fiscal, se emitió el requerimiento conclusivo de sobreseimiento al determinar que el hecho investigado no constituye delito conforme dispone el artículo 323 inciso 3 del Código de Procedimiento Penal, determinación que ha sido puesta en conocimiento de la autoridad jurisdiccional”.

declaró Lanchipa.

El fiscal general reveló que la pericia de seguridad informática sobre la integridad de los comicios presidenciales de 2019 detectó “deficiencias e incidentes” que no suponían riesgos para la integridad del proceso electoral, ni para los resultados del cómputo oficial, pero no advierte de manipulación de los votos, debido a que el sistema cuenta con la consistencia necesaria y en ningún momento fue alterado.

Independientemente de la verificación de la integridad del contenido de la base de datos, Lanchipa añadió que se detectaron usuarios no identificados con rol de administrador y capacidad de acceso al sistema informático del proceso electoral, como administrador; resultado “altamente improbable la manipulación de los resultados y registros de cada acción de manera coordinada sobre todos los sistemas”.

Para llevar a cabo está acción sería necesarios un equipo coordinado con accesos a todos los sistemas informáticos, tanto del TREP como al cómputo oficial, indicó el fiscal.

El peritaje, entre sus conclusiones, también señala que “los registros de cada acción se encontraban supervisados por responsables de mantener y garantizar la seguridad, por lo que es imposible que cualquier tipo de movimiento, en este sentido hubiese pasado desapercibido a los responsables de auditar la seguridad de los sistemas informáticos”

El Ministerio Público solicitó el 15 de abril de 2021 una pericia informática al “Grupo de Investigación Deep Tech Lab de BISITE” de la Fundación General de la Universidad de Salamanca – España, determina que se produjeron negligencias por parte de la empresa NEOTEC, encargada del sistema TREP; sin embargo, “se ha demostrado la inexistencia de manipulación en los datos que prueben una actuación dolosa que hubiera incidido en los resultados del proceso electoral de octubre del 2019”, agrega el reporte.

La pericia informática tuvo como objetivo evaluar la integridad de los sistemas informáticos y de la información generada durante los comicios generales, mediante la verificación de la seguridad de la de la infraestructura utilizada y los registros existentes de la fecha del proceso electoral y concluyó con la emisión del informe de análisis de integridad electoral, el cual consiste de más de 230 páginas que resumen tres meses de investigación.

Lachipa indicó que la pericia científica desarrollada “ha considerado las evidencias cursantes en el cuaderno de investigación, analizadas con criterios técnicos y científicos periciales y forenses siguiendo una metodología formal garantizando la relevancia, confiabilidad y suficiencia”.

Con el resultado de la pericia, la comisión de Fiscales a cargo del proceso penal denominado “fraude electoral” emitió el requerimiento conclusivo de sobreseimiento del caso, al determinar que el caso investigado con constituye en un delito.

El caso “fraude electoral” se abrió en noviembre de 2019, después de que la Organización de Estados Americanos (OEA) publicó su informe de su auditoría realizada a las elecciones de ese año., el cual concluyó que había una “manipulación dolosa”, puesto que se encontró una estructura informática oculta de dos servidores y que, junto a otras irregularidades.

Está acción impidió que los resultados emitidos entonces por el Tribunal Supremo Electoral  (TSE) sean validados. Las denuncias de presunto fraude electoral surgieron la noche del 20 de octubre, cuando el órgano Electoral suspendió el sistema de cómputo preliminar denominado TREP cuando la tendencia apuntaba a una segunda vuelta electoral.

Al restituirse el sistema, las cifras reflejaron una tendencia a que Evo Morales gane en primera vuelta, lo que derivó en protestas y movilizaciones en rechazo a los resultados electorales.