fbpx
BANNER ExitoSport
160x600skyscraper_LIBERO
160x600skyscraper_APP RADIO

Secuelas de Covid-19: estudio detectó 203 síntomas en quienes ya pasaron la enfermedad

Éxito Noticias, 16 de julio 2021.- Tras el avance de la vacunación masiva en el mundo contra el Coronavirus, un grupo de investigadores aun evalúan el desarrollo del virus y las consecuencias que presenta.


Mediante un estudio de The Lancet publicado este jueves alertó sobre lo que se conoce como síndrome post Covid, detectando 203 síntomas que afectan a diez sistemas de órganos y perduran hasta siete meses después del alta.


Especialistas del University College de Londres tomaron un estudio a 3.762 personas,en 56 países tras observar que pacientes que habían atravesado un cuadro de covid-19 y presentaban signos y síntomas de lo que luego dieron en llamar covid prolongado, long covid o síndrome post covid.

300x300Libero2


Esta manifestación se renciona con afectaciones en el organismo que va más alla del sistema respiratorio y son propias al cuadro inflamatoria sistémico que provoca el SARS-CoV-2 en el organismo.


Los síntomas varían a lo largo del tiempo y se identifican en tres grupos, los síntomas persistentes son la fatiga, malestar post esfuerzo, (empeoramiento de los síntomas después de un esfuerzo físico o mental) y la disfunción cognitiva, a menudo denominada niebla mental.

Las personas que estuvieron sintomáticas durante más de seis meses experimentaron un promedio de 14 síntomas después del séptimo mes. Y, en promedio, los pacientes sufrieron 56 síntomas diferentes en nueve sistemas de órganos. La gran mayoría (89,1 por ciento) sufrió recaídas en su enfermedad, en general provocadas por la actividad física, mental o el estrés


Asimismo, los investigadores señalaron que “los pacientes con COVID prolongado informaron una afectación prolongada de múltiples sistemas y una discapacidad significativa”, y remarcaron que a los siete meses muchos pacientes aún no se habían recuperado (principalmente de síntomas sistémicos y neurológicos / cognitivos), no habían regresado a los niveles anteriores de trabajo y continuaban experimentando una carga significativa de síntomas”.

Aproximadamente el 22 por ciento de las personas que participaron en la encuesta informaron que no podían trabajar debido a su enfermedad. Y el 45 por ciento requirió un horario de trabajo reducido.