fbpx
BANNER ExitoSport
160x600skyscraper_LIBERO
160x600skyscraper_APP RADIO

Detectan la rápida propagación de otro virus respiratorio en EEUU

Éxito Noticias, 3 de julio 2021.- El virus respiratorio sincitial (VRS) comenzó a propagarse en EE.UU., especialmente en el sur del país, a medida que se relajan las restricciones impuestas por la pandemia y los ciudadanos toman menos precauciones. Las autoridades sanitarias advirtieron que están registrando un número inusualmente alto de casos de esa enfermedad viral, que suele ser más común en otoño e invierno, informa The Wall Street Journal.

“Las cosas que hacíamos para protegernos del covid-19 también son excelentes para evitar que nos contagiemos de la gripe y el VRS”, afirmó Chulie Ulloa, especialista en enfermedades infecciosas pediátricas. “Como todo se está relajando, probablemente vamos a ver un repunte de algunas de estas infecciones comunes que normalmente vemos fuera de una pandemia”, agregó.

¿Cómo se propaga y cuáles son los síntomas?

300x300Libero2

El VRS es un virus fácilmente transmisible que infecta las vías respiratorias. Según los médicos, es tan común que casi todos los niños se encuentran con él a la edad de dos años. Los adultos también pueden contagiarse y propagar la enfermedad a través de las gotitas de la tos y los estornudos y de las superficies, e incluso pueden volver a infectarse.

Las personas contagiadas por el virus suelen mostrar síntomas entre 4 y 6 días después de infectarse, entre ellas goteo nasal, disminución del apetito, tos, estornudos, fiebre y sibilancias, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. En los bebés, los síntomas pueden ser irritabilidad, disminución de la actividad y dificultades respiratorias.

En la mayoría de los casos, la infección equivale a un resfriado y los contagiados se recuperan en una o dos semanas, pero también puede causar una enfermedad grave en algunos bebés, niños y personas mayores, sobre todo en los que tienen problemas de salud preexistentes.

Además, el VRS es la causa más común de neumonía y bronquiolitis en bebés menores de un año en el país norteamericano.

//RT