fbpx
BANNER ExitoSport
160x600skyscraper_LIBERO
160x600skyscraper_APP RADIO

CC y Creemos advierten que el MAS busca retomar el control del OEP

Éxito Noticias, 1 de julio 2021.- Comunidad Ciudadana (CC) y Creemos cuestionaron la designación de ocho vocales electorales departamentales seleccionados por el presidente de Estado, Luis Arce, y advierten que el órgano Ejecutivo pretende retomar el control de Órgano Electoral Plurinacional (OEP)

Ocho vocales fueron designados por el Ejecutivo y posesionados por el presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani, este miércoles. Las designaciones fueron para los vocales de los TED de Beni, Cochabamba, Santa Cruz, Tarija, Chuquisaca, Pando, Oruro y Potosí. En enero fue nombrado el vocal de La Paz. 

“Acá se nota que el Movimiento Al Socialismo (MAS) quiete tomar el órgano Electoral como ya tomó el poder Judicial, tomó la Policía, quiere volver a tomar el OEP”.

declaró el diputado de CC, Alberto Astorga.
300x300Libero2

El senador de Creemos, Erick Morón, señaló que está acción evidencia la “ambición política” del Gobierno del MAS y el retorno de las “estrategias irregulares” del partido en el poder registrados durante la gestión de Evo Morales.

“Es la muestra clara de una ambición política y del dedazo a los que nos tenía mal acostumbrado durante 14 años el partido del MAS”.

señaló.

Esta jornada, la Alianza Observación Ciudadana de la Democracia (OCD) y otras trece instituciones de la sociedad civil denunciaron la remoción ilegal de seis vocales electorales departamentales quienes fueron sustituidos por los representantes del Ejecutivo posesionados.

En un pronunciamiento, las instituciones firmantes hacen notar que “solo existían dos vacancias la de Chuquisaca y Cochabamba, los vocales designados por la exmandataria, Jeanine Áñez, renunciaron tras la dimisión de Salvador Romero, expresidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), y transcurrida la elección de autoridades subnacionales, sin embargo, el resto de los vocales no había renunciado”.

Según las normas en vigencia, el mandato de los vocales electorales es de seis años, medida que tiene por objetivo evitar cambios al “antojo” de cualquier Gobierno. En ese sentido, gozan de inamovilidad  en el cargo hasta el cumplimiento de su mandato y solo pueden ser removidos por sentencia penal condenatoria o por una falta muy grave.