fbpx
BANNER ExitoSport
160x600skyscraper_AYMARA
160x600skyscraper_LIBERO

Gobierno determina que ‘fuerza mayor’ o ‘caso fortuito’ no son causales de despido

Éxito Noticias, 4 de mayo 2021.- El Ministerio de Trabajo determinó que los justificativos de “fuerza mayor” y “caso fortuito” ya no son causales de despidos de los trabajadores, como hicieron algunos empleadores durante la emergencia sanitaria ocasionada por la pandemia del coronavirus (Covid-19).

“Las trabajadoras y los trabajadores no podrán ser despedidos de su fuente de trabajo, salvo que exista causa legal previa y debidamente justificada, conforme a las causales de despido establecidas por el artículo 16 de la Ley General del Trabajo y el artículo 9 de su Decreto Reglamentario”.

dice la resolución ministerial 431/2021, aprobado este 3 de mayo, como parte de los acuerdos establecidos con la Central Obrera Boliviana (COB).
300x300Libero2

La normativa fue entregada el 1 de mayo a la dirigencia del ente obrero en ocasión al Día del Trabajador. El artículo cuarto de dicha resolución establece: “Concordante con lo señalado en el artículo precedente, la fuerza mayor y/o el caso fortuito, no constituyen causales de retiro”.

Al respecto, el viceministro de Trabajo, Víctor Quispe, señaló que las causales de despido justificadas, estipuladas en la Ley, son por ejemplo el robo, el hurto, inmoralidad, incumplimiento de contrato, revelación de secretos industriales, que además deben ser probadas.

Quispe indicó que las fabricas fueron las entidades donde se más despidos se generaron a nivel nacional, mismas que anunciaron su cierre argumentando que debido a la pandemia del Covid-19 dejando exportar los productos.

“Varias empresas arguyeron motivos ´fortuitos´ y de ´fuerza mayor´ para retirar a trabajadores, argumentos que no están dentro de la normativa vigente”.

manifestó el viceministro.

La autoridad señaló que, junto a la COB, se pudo detectar que los empleadores, durante la emergencia sanitaria, evitar reportar que estaban al borde de la quiebra o cierre y es si las empresas aducen quiebra para suspender operaciones, deben someterse a la Ley 1055, que establece que los trabajadores tienen la posibilidad de hacerse cargo de las mismas.

“En la gestión pasada se ha dado mucha benevolencia a los empresarios que han buscado despedir a sus trabajadores sean estos dirigentes sindicales, madres, padres progenitores o personas con capacidades diferentes, no se ha respetado nada”.

indicó.

Asimismo, dijo que existen sentencias constitucionales que algunos empleadores se niegan a cumplir, al contrario se encargar de buscar a cada trabajador para convencerlos de cobrar beneficios que “les conviene” a los empleadores.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.