fbpx
BANNER ExitoSport
160x600skyscraper_LIBERO
160x600skyscraper_APP RADIO

Alza salarial: CEPB advierte consecuencias en el empleo y demanda ser incluido en diálogo

Éxito Noticias, 22 de abril 2021.- La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) expresó este miércoles su rechazo al tratamiento de la propuesta de aumento salarial que actualmente debaten el Gobierno y la Central Obrera Boliviana (COB) y advierten que implementar un alza salarial significará la pérdida de muchos empleos, lo que conllevaría al incremento del comercio de subsistencia.

A través de un comunicado que fue presentado por su presidente, Luis Fernando Barbery, quien indicó que la institución cupular de los privados atraviesa por un proceso de grave crisis y contracción que, a fines de 2020, marcó una caída del 11 por ciento PIB. “Acceder a un incremento salarial no solo es desconocer la realidad, sino que arriesga de manera irresponsable las pocas fuentes de empleo digno”, manifestó.

300x300Libero2

Un incremento salarial “definitivamente va generar la perdida de muchos empleos, va generar la precarización de muchos empleos, el ingreso a un tipo de comercio de subsistencia de mucha gente, para poder sobrevivir y llevar sustento diario pues a sus hogares, entonces en lugar de favorecer en la generación de empleos, pues va actuar en contra”.

manifestó Barbery.

En la actualidad, la COB y el Gobierno conformaron mesas de trabajo y comisiones para tratar el pliego petitorio de los trabajadores, entre ellos el porcentaje del aumento salarial 2021. La propuesta del ente obrero es de un 5% de incremento al haber básico y mínimo

Barbery consideró que un incremento salarial ocasionará en el sector de los microempresarios una serie de cierre de empresas y despidos de trabajadores, mientras que para los trabajadores significaría el cese de su relación laboral y el ingreso de la informalidad, precarización y el subempleo.

“Si las empresas no pueden cubrir un aumento salarial para sus trabajadores, menos aún podrán considerar la posibilidad de dar empleo”.

precisó.

Según el empresario, actualmente existen unos 407.000 desocupados en Bolivia y unos 150.000 jóvenes, que ingresarán al mercado laboral a fin de año, no podrían acceder a nuevas fuentes laborales. Además el incremento del 5% solo beneficiará a un 16% de la población.

Señaló que no es necesario “satanizar” la posibilidad de que está gestión no exista un incremento salarial, debido a que durante el Gobierno de Evo Morales, cada año existió un alza salarial e inclusive un año el porcentaje fue del 20%, situación que muestra que las empresas privadas se caracterizan por cumplir toda la normativa.  

Sin embargo, Barbery manifestó que el sector cumplirá con la normativa de una posible alza salarial como siempre lo habría hecho, pero no garantizó que todas las firmas puedan cumplir la medida, puesto que habrá muchas empresas que se queden en el camino, muchos empleos que se pierdan y empresas más raquíticas.

Además, cuestionó que, pese al tiempo transcurrido, el actual Gobierno no ha adoptado las medidas suficientes para reactivar y dar protección al sector productivo y al empleo, ni tampoco a la inmunización de la población.

Asimismo, el presidente de la CEPB demandó que el sector empresarial sea invitado a participar del diseño económico laboral en Bolivia. “Las pretensiones de la COB deben estar precedidas de las consultas con los trabajadores, pero también de los empleadores”, indicó.

A juicio del empresario, el Gobierno debe priorizar la reactivación económica, la generación de empleos y la crisis sanitaria. Añadió que hasta diciembre de 2020, 750 empresas cerraron a raíz de la pandemia.