fbpx
BANNER ExitoSport
160x600skyscraper_Cascada2
160x600skyscraper_APP RADIO

Muere tras hacer 300 sentadillas de castigo por violar toque de queda

Éxito Noticias, 7 de abril 2021.- Por estos días el mundo se enfrenta a la propagación del coronavirus aplicando una serie de medidas, entre ellas el Toque de Queda, medida que de no ser respetada genera sanciones económicas y de cárcel, pero lo que ocurrió en Filipinas superó aquellos límites.

Esto debido a lo que sufrió un ciudadano de dicho país, quien por no cumplir la norma, supuestamente fue obligado a realizar 300 sentadillas, exigencia que la postre le significó perder la vida.

“Le costaba caminar, entró en coma y falleció”

300x300Cascada2

El dramático caso se registró en la ciudad de General Trias el pasado 1 de abril, cuando un hombre identificado como Darren Manaog Penaredondo, filipino de 28 años, salió de su casa a comprar a eso de las 6 de la tarde, hora en que comienza el toque de queda en esa nación, por lo que fue detenido junto a otras personas por la policía.

En ese instante, y según relató su esposa en Facebook, su marido fue sometido a ejercicios físicos que terminaron llevándolo a la muerte.

“Me contó que los llevaron a la plaza Malabon, frente al salón municipal. Luego, les dijeron que hicieran 100 sentadillas. La Policía también les advirtió que, si no estaban sincronizados, repetirían el ejercicio”, relató Reichelyn Balce.

Tras lo sucedido y según agregó su pareja, Darren llegó a su casa con muchísimo dolor en las rodillas y los muslos.

Estas molestias se incrementaron el 3 de abril. Aquella jornada, según su esposa, “luchó por caminar, se arrastraba por el piso y le costaba levantarse. Cuando pidió ayuda para ir al baño, empezó a tener convulsiones, su rostro se puso violeta y su corazón dejó de latir”.

Ante la situación, el joven fue trasladado de urgencia a un centro asistencial, donde entró en estado de coma y terminó falleciendo.

Se investiga “supuesta tortura”

Ante la dramática situación, el alcalde de la localidad filipina, Antonio Ferrer, sostuvo que se abrió una investigación al tema, junto con enviar las condolencias a la familia.

“Inmediatamente ordenamos al jefe de nuestra Policía que realizara una investigación justa sobre el incidente y la supuesta tortura”, admitió la autoridad.

“Espero que podamos tener claridad inmediata sobre los eventos y dar tranquilidad a la familia”, sentenció Ferrer.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.