fbpx
160x600skyscraper_Cascada2
160x600skyscraper_LIBERO

Criptomonedas, legalidad y formas de operar. Nuestro país entre los pocos que prohíben su uso

La ley en nuestro país es clara al respecto. Según la Resolución de Directorio 044/2014 del 6 de mayo de 2014, artículo primero; “A partir de la fecha queda prohibido el uso de monedas no emitidas o reguladas por estados, países o zonas económicas y de órdenes de pago electrónicas en monedas y denominaciones monetarias no autorizadas por el BCB en el ámbito del sistema de pagos nacional”, dicho en Román paladino, el uso de criptomonedas en Bolivia está prohibido, no podemos pagar en establecimientos nacionales o cobrar por nuestros servicios con este activo, pero sí podemos operar en exchanges como Binance, por lo que podremos crear nuestra reserva de criptomonedas y especular… pero no podremos comprar el pan con bitcoins. ¿Disponemos de más formas de utilizar las criptomonedas desde nuestro país? Pues efectivamente, disponemos de ellas.

Más allá de las exchange, operando desde una plataforma de trading online con CFDs

Aunque el precio de bitcoin lleva moviéndose estas últimas semanas entre los 9.000 y los 12.000 dólares (aproximadamente, ya que durante el 17 y el 18 de agosto bitcoin superó los 12.000 dólares por unos pocos cientos de dólares), la volatilidad sigue siendo extremadamente alta, y por ello hay quienes pueden preferir operar sin comprar el activo para tener la posibilidad de tratar de obtener beneficios colocándose a favor de la tendencia del mercado, a través del trading online de criptomonedas con CFDs… siempre y cuando se sea capaz de leerla y no se le cierren al trader sus posiciones con las fluctuaciones de los precios durante la operación, claro está. El inversor tiene que saber que al realizar trading online con CFDs asumirá riesgos; como el de altas pérdidas de capital debido al hecho de operar apalancados, así como también por causa de la volatilidad en la que precisamente se busca el beneficio, que en el caso de las criptomonedas es muy alta y queda acentuada por el uso del apalancamiento y por el contexto que viven los mercados en este momento, siendo por tanto muy arriesgado para los traders que se encuentran en el lado equivocado cuando la volatilidad se deja sentir.

300x300alianza1

Por lo demás, además de asegurarse de que la plataforma cumple con la legislación oportuna, hay que buscar una que permita operar con la criptomoneda elegida o la favorita del trader, de la que más información se controle, ya que no es ni mucho menos lo mismo operar con bitcoin que con XRP o Tether, unas criptomonedas tienen un número finito, otras están vinculadas a una o varias divisas nacionales u otros activos -y por lo tanto será igual de importante saber del mercado Forex que del mercado de las criptomonedas para operar en condiciones- y otras son utilizadas principalmente para pagos transnacionales.

Aún así no debemos descartar que en un futuro las criptomonedas se abran paso en nuestro país igual que en resto del mundo, ya que si finalmente se cumplen las previsiones de los que ya han caído rendidos a los pies de bitcoin y compañía, y finalmente las criptomonedas terminan por formar una parte importante del sistema financiero, no podremos quedarnos al margen de ninguna de las maneras, así que a pesar de que no se quiera invertir en ellas es fundamental aprender todo lo posible sobre las criptomonedas, por lo que pudiera pasar.

Las criptomonedas en el sistema financiero en el corto y medio plazo

Cuando las criptomonedas nacieron, hace poco más de una década, no eran más que una utopía para liberales y amantes de la tecnología, hoy en día son un mercado capitalizado con cientos de millones de dólares, así que parecen tener el futuro garantizado, pero si serán un elemento central del sistema financiero o una parte más en un sistema dominado todavía por las divisas fiat aún está por ver. Por ejemplo, aunque los bitcoins tienen un número limitado de unidades se pueden subdividir hasta partes de sí mismos muy pequeñas, la parte más pequeña de un bitcoin es el satoshi, lo cual facilita su uso como dinero, pero a la vez su número máximo es finito, concretamente de 21 millones, lo cual dificulta su uso como tal en un mundo acostumbrado a la inflación de la masa monetaria, es decir, cada vez tenemos más monedas… que así mismo valen cada vez menos.

Parece por lo tanto que el futuro de las criptomonedas se encamina más hacia un ecosistema en el que convivan distintas criptomonedas cumpliendo distintos roles; bitcoins y ethereums caros y marcando el camino de la cotización del resto de criptomonedas mientras otras más baratas, como XRP, se utilizan de forma generalizada para abaratar servicios, como por ejemplo el de las remesas de dinero del norte al sur, tan habituales en nuestra Latinoamérica, todo ello aderezado con el blockchain, la tecnología que esta detrás de las criptomonedas y que está llamada a revolucionar sectores enteros de nuestra economía.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.