160x600skyscraper_Cascada1
160x600skyscraper_AYMARA

Otro ataque en una escuela de México: un alumno disparó un arma e hirió a un compañero en Gunajuato

Referencial.

Éxito Noticias, 18 de enero 2020.- Un estudiante de la Secundaria General Guatimurac, en el municipio de Acámbaro, Guanajuto fue lesionado de un disparo, luego de que uno de sus compañeros introdujera dos armas y las accionara contra este.

Como consecuencia de la detonación, el alumno presentó una quemadura leve de la piel en su pierna derecha, mientras el agresor fue puesto a disposición de la Fiscalía General del Estado.

Según los primeros reportes, el menor llevaba las armas, las mostró a otros compañeros y alguno accionó el gatillo. Por los hechos, la FGE indaga al responsable del disparo.

300x300futbolmania

Tras el incidente, las autoridades escolares activaron el protocolo de actuación ante la presencia de arma de fuego y avisaron al Ministerio Público y la Fiscalía.

Previamente, en la institución educativa donde ocurrieron los hechos se había establecido la estrategia “Revisión Mochila” de manera aleatoria.

La Secretaría de Educación de la entidad exhortó a los padres de familia a acercarse a los jóvenes con el fin de detectar conductas de riesgo y revisar los objetos que llevan a sus escuelas.

“En Guanajuato estamos trabajando al interior de los centros escolares con programas sobre formación humana de maestros, alumnos, y padres de familia para la sana convivencia de la comunidad educativa», señaló la dependencia.

El menor lesionado se encuentra fuera de peligro. En tanto, el estudiante que disparó el arma fue llevado al MP para rendir su declaración.

Acámbaro se ha convertido en el municipio más peligroso de la entidad del Bajío. Ahí, las autoridades han atribuido la mayoría de los homicidios al crimen organizado.

La región actualmente es disputada por sicarios del Cártel Santa Rosa de Lima y Jalisco Nueva Generación. Inmersos en este escenario, ha crecido una generación de menores.

Epidemia de tiroteos en escuelas mexicanas

La mañana del viernes 10 de enero persistirá en la memoria colectiva de los alumnos y maestros del colegio privado Cervantes de Torreón, Coahuila, donde el estudiante, José Ángel «N», de 11 años, provocó una masacre.

Los hechos lamentables ocurrieron aproximadamente a las 08:00 horas, cuando el menor ingresó a la escuela. Según un reporte del gobernador de la entidad, Miguel Ángel Riquelme, el estudiante pidió permiso para ir al baño y cambiarse el pantalón, después de 15 minutos su maestra fue a buscarlo.

El agresor regresó al salón de clases con dos armas en las manos y vestido con pantalón negro, tirantes y playera blanca a la que el mismo le escribió la leyenda “Natural Selection”. Hasta el momento se desconoce contra quién realizó su primer disparo, lo certero es que atentó contra sus compañeros y su maestra, María Asad Medina, de 50 años, quien perdió la vida.

Tras hacer diversos disparos desde el centro del salón José Ángel «N» hizo una pausa y se llevó la pistola a la cabeza para quitarse la vida. Entonces, cayó al suelo entre bobortones de sangre.

El episodio, que duró pocos segundos, dejó seis personas heridas y dos muertos, incluyendo al autor del crimen.

Las autoridades han dicho que el abuelo del menor le facilitó las armas a sabiendas de que quería hacer un tiroteo.

Dicha afirmación fue revelada por autoridades del Ministerio Público, quienes descubrieron mensajes en el celular del abuelo con una de sus hijas.

“El quería hacerlo, no podría detenerlo, fue su voluntad, hija”, se lee en una de las conversaciones.

“¿Por qué se la diste, papá? ¿ves lo que pasa? Cuando lo vi no me sorprendí, sabía que fuiste tú quien se la dio”, respondió la tía de José Ángel.

(Infobae)

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.